Ni un solo día Feliz - Racing Club - El Primer Grande
El primer grande



Ni un solo día Feliz

Brian Fernández llegó tres horas tarde a la práctica y Cocca lo bajó del micro que llevó al plantel a Mar del Plata. Justo hoy cumple la sanción por el caso de doping.

Brian Fernández volvió a tener un acto de indisciplina.
Brian Fernández volvió a tener un acto de indisciplina.

Había esperado un largo tiempo el día de hoy. Más precisamente, estuvo tachando cada jornada hasta arribar a este 9 de enero de 2017, la marca del final de la suspensión de un año y medio que le aplicó la Conmebol por su caso de doping en el partido del 7 de mayo de 2015, en el 1-1 ante Montevideo Wanderers, en Uruguay, en la ida por los octavos de la Copa Libertadores (hizo un gol). Estaba fino físicamente, le imprimía esfuerzo a cada entrenamiento, se lo veía comprometido. Sin embargo, en el momento clave, Brian Fernández mandó la pelota a la tribuna… Y se quedó afuera de la pretemporada en Mar del Plata.

El delantero tenía que presentarse con el resto de sus compañeros a las 9.30 en el estadio, pero faltó sin aviso a la práctica: apareció cerca de las 12.30, cuando el plantel ya se encontraba almorzando en el comedor del club. Muy molesto por lo ocurrido, el técnico decidió apartarlo de la lista en la que figuraba hasta el sábado, lo marginó del grupo que se trasladó en micro hacia la Costa y lo mandó a trabajar con la Reserva desde hoy. “Llegó demasiado tarde y con cara de no haber descansado bien…”, le dijeron a Olé desde el club.

Para descartar o confirmar una recaída, le realizaron estudios que comprobaron la ausencia de drogas en su sangre. “¡Me quiero morir, venía haciendo las cosas muy bien y me viene a pasar esto!”, se lamentaba Fernández en el vestuario, segundos después de escuchar la peor noticia en boca de Cocca.

En principio, hubo voces que argumentaron que a Brian lo bajaron del ómnibus para que se quedara en Buenos Aires haciendo ejercicios de kinesiología, después de la operación del menisco externo de la rodilla izquierda. Pero esa versión rápidamente perdió validez: el jugador integró hasta hace dos días la nómina de los que viajaban y venía entrenándose con el plantel desde el regresó a las tareas. No había razones lógicas para que no siguiera con sus trabajos diferenciados en Mar del Plata. De hecho, Leandro Grimi los llevará adelante en La Feliz (rotura de ligamentos cruzados).

De acuerdo con lo que recogió este diario, los jugadores también tomaron muy mal que Fernández arribara con tres horas de retraso. Muchos se sorprendieron, dado que venía cumpliendo con las obligaciones mientras continuaba, en una clínica de Buenos Aires, el tratamiento contra las drogas que había iniciado de modo intensivo en un centro de rigurosidad en Tijuana, México, donde permaneció cuatro meses. “Hablé con Brian, está con muchas ganas. Creemos en él como jugador, pero primero está la persona y queremos que esté realmente bien”, había dicho el técnico cuando volvió. No imaginaba que hoy, justo cuando cumplirá con su sanción, volvería a quedar alejado del plantel.

Fuente: Olé
Por: Nicolás Montalá

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS




Último Partido

Superliga - Fecha 6

Racing Club 1
VS
0 Tigre

Próximo partido

Superliga - Fecha 7

Atlético Tucumán
VS
Racing Club

Sábado 28/10 - 20.05hs