El primer grande
http://www.elprimergrande.com/how-to-deal-with-myself/


«Me di cuenta de que no le hacía bien al equipo y di un paso al costado»

A corazón abierto, el León Videla revela el difícil camino que transita para dejar atrás una molesta lesión, que hasta lo hizo pensar en el retiro.

Ezequiel jugó 70 minutos contra Lanús en la reserva.

La incertidumbre lo lastima. Animal, perro de presa del mediocampo, Ezequiel Videla necesita de su físico tanto como un delantero de sus goles. Desde que se operó de una hernia inguinal luego de salir campeón, su buena salud ha disminuido. A causa de una traicionera molestia pubial, desarrollada por un desbalanceamiento en la zona media, aquel león del mediocampo del Racing campeón hoy transita en una pelea constante contra su propio cuerpo. Y mente. Su estado de ánimo mejoró, porque ya dejó atrás esa etapa donde el dolor invadia cada semana y hoy ya tiene un lugar entre los suplentes. Y Ezequiel lo festeja. Aunque, a corazón abierto, reconoce en este mano a mano con Olé el arduo camino que aún recorre: “Hay algunos días en que sigue molestando un poquito, pero en la mayoría me voy sintiendo mejor. La idea es poder llegar a un día en que realmente no sienta ninguna molestia. Ojalá que sea pronto para que yo pueda volver a estar bien”.

-¿Te dicen los médicos cuándo finalmente puede llegar ese día?
-No, no… Hay jugadores que han estado dos meses, otro tres, cinco… Hasta un año la han sufrido… Uno de los casos fue el de Palacio en Boca…. Es un tiempo muy largo, pero los cuerpos son todos diferentes… También estoy trabajando para ser un poco más fuerte de la cabeza, para que cuando tengo esos días en que me duele saber por dentro mío que no hay dolor… Soy un jugador al que le gusta estar siempre, sin molestia alguna…

-¿Es más difícil manejar la cabeza que el físico?
-Sí… Soy muy ansioso desde todo punto de vista. Desde antes de los partidos, los entrenamientos, ahora en la recuperación… Al fútbol lo vivo así… Ojalá que mi cabeza me sepa entender y yo a ella para sentirme mejor en lo anímico y tratar de salir lo más rápido posible. Es lo que necesito: estar bien y sentirme cómodo.

-¿Cómo es para un tipo que hace menos de un año era campeón y figura de Racing hoy estar jugando de a puchitos y tener que volver a parar?
-Es difícil… No sé si era figura, pero sí estaba en todos los partidos… Mi personalidad es querer estar siempre, es perderme un minuto y lamentarme. En estos últimos tres o cuatro meses me ha tocado jugar muy poco, pensé que la lesión era menor pero se fue alargando… Se me hace difícil, disfruto mucho el jugar al fútbol, el estar en plenitud física en cada entrenamiento. También he sufrido mucho no poder estar en los partidos importantes, en los clásicos.

-¿Le ves algo positivo?
-He aprendido a ver el futbol desde otro punto de vista. A estar cerca de mis compañeros cuando lo necesitan… Todo jugador va cumpliendo etapas y hoy estoy en ésta. Hacía tiempo que no sufría una lesión jodida. He crecido, maduré en otras cosas…

-Por tu forma de juego nunca podés darte el lujo de jugar un partido a media máquina…
-Yo juego a todo o nada, no soy un jugador al que le puedan pedir que se pase a dos o tres jugadores, o que tire un caño. Mi forma es más rústica, de cortar el juego, de estar al ciento por ciento con la presión al rival. Teniendo este tipo de molestia no lo puedo hacer, se nota el trabajo de Ezequiel Videla cuando no está al 100…. Ojalá que pronto pueda volver a sentirme importante.

-Sos muy sincero… Otro jugador aun con molestias prefiere jugar…
-Me ha tocado jugar con molestias, pero siempre siendo positivo y pensando en que era una lesión en la zona y no la iba a tener más. Sin embargo, no. Me di cuenta de que era algo serio, de que no le hacía bien al equipo y decidí dar un paso al costado. Lo hablé con Cocca y mis compañeros. Estaba muy nervioso por no poder dar lo que puedo dar… Desde ese punto, más allá de ser sincero, también es ser maduro para saber y entender que uno no le puede dar al equipo y al club lo que puede.

-Hace un tiempo dijiste que pensaste en dejar el fútbol. ¿fue así o sólo una exageración?
-Cuando no tenés la cabeza ocupada en tus compromisos se te acercan pensamientos malos. Se me cruzó, sí. Fue un momento de fastidio, no estaba cómodo… Retrocedía pasos y le dije a mi mujer que tenía ganas de agarrar la valija e irme a Córdoba. Estuve muy débil de la cabeza, pero en un momento hice un click gracias a la familia, amigos, compañeros. Muchos me preguntaron si era verdad lo del retiro… Fue un pensamiento erróneo porque disfruto mucho de lo que hago.

-Estás yendo al banco, ¿tu enfoque es jugar ya de titular o pensar en la pretemporada?
-Deseo todos los días volver a jugar de titular, es una necesidad que tengo siempre. Soy muy pesado conmigo mismo. Pero en el último tiempo se jugaron partidos muy picantes y era difícil probarme después de tres meses para ver cómo estoy. Soy sincero: no sé si estoy para jugar los 90 minutos porque no lo he hecho aún, sí unos minutos. Si el día de mañana podemos probar… Pero hasta fin de año son todos partidos importantes…

Fuente: Olé.

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



LIGA PROFESIONAL

Fecha 12

Barracas Central 0
VS
0 Racing

Sábado 6 de Agosto - 15:00hs

LIGA PROFESIONAL

Fecha 11

Racing 3
VS
3 Tigre

LIGA PROFESIONAL

Fecha 10

Central Córdoba 1
VS
3 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 9

Racing 1
VS
1 Arsenal

LIGA PROFESIONAL

Fecha 8

Newell´s 0
VS
0 Racing