El primer grande


Licha y vencerás

En un clásico de visitante muy disputado, la Academia apeló a dos cosas: correr todas las pelotas y dársela al 15. Lisandro capitalizó todo lo que tocó y terminó festejando un triunfo que lo acomoda cada vez más arriba.

Partido muy disputado donde Racing no jugó bien pero supo golpear en los momentos justos.
Partido muy disputado donde Racing no jugó bien pero supo golpear en los momentos justos. Foto Juano Tesone

La Academia tenía la difícil tarea de visitar un estadio que le fue esquivo en los últimos años. Además de la obligación de defender la punta, había que sacar un buen resultado porque es el clásico rival y en el terreno rival.

Para esa tarea, Coudet confirmó en la semana a los mismos 11 que venían de ganarle a Godoy Cruz. Ellos son: Gabriel Arias; Renzo Saravia, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti, Alexis Soto; Marcelo Díaz; Matías Zaracho, Neri Cardozo, Guillermo Fernández; Lisandro López y Darío Cvitanich.

Con un marco ideal y una lluvia intensa, el clásico comenzó favorable para la Academia. Teniendo más la pelota y mostrándose más sereno, el visitante usó su sector derecho para quebrar al conjunto de Holan. El tándem Saravia-Zaracho cada vez inclinaba más la cancha. En el primer descuido, Zaracho habilitó a Lisanndro para que enfrente a Campaña y su remate terminara en el córner.

De ese córner, a los 5 minutos, Pol Fernández ejecutó un balón que termina en el gol de Racing porque rebota en Burdisso que marcó muy mal.

Con el 1 a 0 a favor, parecía que la noche iba a ser más que interesante para el puntero.

Pero los nervios de la visita fueron capitalizados por un Independiente que, de a poco, iba adelantándose en la cancha y obligando a refugiarse a Licha y compañía.

Con Marcelo Díaz sin la pelota y Neri Cardozo muy impreciso, el primer tiempo pasó a ser todo del local que generaba una situación tras otra. Eso sí, en todas apareció Gabriel Arias de manera fenomenal: Un remate de Benítez en el centro del área y un cabezazo de Hernández muy claro.

Con el correr de los minutos, la figura de Cecilio Domínguez se hacía más importante ya que no lo pudieron parar.

Abatido, abrumado y perdido, Racing no hacía pie. A los 48 minutos del primer tiempo Neri Cardozo pierde el balón en el centro y el local lo aprovecha para profundizar su ataque, quebrar la defensa y poner la igualdad en el marcador. Gaibor estampó el 1 a 1 con el que se fueron al descanso. Un resultado justo teniendo en cuenta que La Acadé arrancó bien pero se quedó demasiado.

Definitivamente algo debía cambiar en el entretiepo si no quería irse con las manos vacías del Libertadores de América.

Para el complemento no hubo cambios en Racing ni en el trámite del partido. Los primeros minutos fue más de lo mismo. Independiente con la pelota y el terreno disponible. Los de Coudet solo se preparaban para alguna contra.

Y cuando la noche no daba señales positivas para El Primer Grande, una guapeza de Darío Cvitanich que peleó una pelota casi perdida, derivó en un claro penal que Lisandro López cambió por gol a los 8 minutos del complemento.

Otra vez el puntero arriba en el marcador y otra vez el Rojo continuaba atacando como podía. Siempre desde la izquierda. Soto no tuvo una buena noche.

Los nervios fueron los protagonistas de los siguientes minutos, donde la pelota no terminaba de caer en Arias ni en Campaña.

Recién a los 20 minutos, el rojo pudo aprovechar una contra que Arias, anticipando a Domínguez, le saca la igualdad al jugador del equipo de Holan.

Racing ya estaba decidido a jugar de contragolpe. Para los 25 minutos Coudet mandó a la cancha a Solari para tratar de hacer las transiciones más rápidas. El que salió fue Neri Cardozo.

Eso sí, la pelota y las llegadas seguían siendo para el local. Sobre todo por los costados.

El ingreso de Menéndez fue un dolor de cabeza para Saravia ya que no lo podía contener por el sector derecho de la defensa académica.

Los últimos 15 fueron una clara demostración de aguante. La salida de Cvitanich por Julián López fue toda una declaración: Había que resistir.

Para el final, Racing terminó parado 4-5-1 con Licha muy solo arriba.

Pero los minutos finales desordenaron al local que, entre el cansancio y la fatiga, ya no era tan profundo. Y para Racing el arco de campaña quedó muy pero muy lejos.

La intención era, entonces, que pasen los minutos con la pelota en los pies del Chelo Díaz cada vez que se podía.

Los minutos finales fueron a fondo. El rojo fue a buscar la igualdad hasta con Campaña subiendo en los córners. Pero no sirvió de nada.

Lisandro López, otra vez vestido de héroe, corrió una pelota abandonada y, eludiendo a Campaña, llevó la pelota hasta el arco rival. Eso sí, no hizo el gol, se lo dio a Zaracho para que festeje el pueblo académico el tercer gol.

Un clásico jugado como lo es: Bien de barrio. Había que ganar de alguna forma. Esta no fue la mejor. Pero los 3 puntos viajaron 2 cuadras y acomodan a La Academia en lo más alto de la Superliga.

Fede Dotti
Por Federico Dotti

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



Cuartos de final – Vuelta

Copa Superliga

Racing 2
VS
1 Tigre

Cuartos de Final – Ida

Copa Superliga

Tigre 2
VS
0 Racing

8vos de Final (vuelta)

Copa de la Superliga

Racing 0
VS
0 Estudiantes

8vos de Final

Copa de la Superliga

Estudiantes 1
VS
1 Racing

RACING CAMPEON

Superliga

Racing 1
VS
1 Defensa y Justicia