El primer grande


Racing debe renovarse para mejorar

Después de la derrota con River, el plantel de Racing quedó más golpeado que nunca. Hay que cambiar para mejorar, de nombres y seguramente de esquema.

En todos los partidos de esta temporada, Racing demostró que está muy lento en el juego. Siempre pierde en posesión y juego. En el único partido que pudo superar al rival y saber cómo jugarle fue a Boca Unidos, pero no supo definir. Contra Unión logró tener la pelota todo el partido pero nunca entendió de que manera romper la defensa, solamente tiró centros sin sentido.

A raíz de esto, Coudet deberá replantear el juego del equipo, principalmente con un cambio de esquema y de jugadores. Los dos principales problemas son el cambio de ritmo en la transición de defensa-ataque y la contención del equipo en defensa cuando recibe un contraataque. En casi todas estas situaciones queda mal parado.

Con un análisis línea por línea se puede ver cómo podría formar el equipo para intentar cambiar el juego. Primero que nada el esquema, lo mejor es un 4-2-3-1 para tener más equilibro en el mediocampo.

Arquero:

En el arco, Arias bajó el nivel con respecto al torneo pasado, pero también influye la poca confianza de la defensa y lo fácil que llega el rival al área. No es momento de cambiarlo, debe seguir de titular. Además, García, si bien tuvo buenas actuaciones, no tiene el nivel para ser el 1 titular.

Defensores:

La defensa es donde más dudas hay y donde seguramente más cambios haya. Los laterales no marcan bien, a Pillud y Soto siempre le ganan la espalda porque vuelven tarde. Ambos se muestran mucho como opción de ataque, pero no finalizan bien las jugadas, salvo alguna aislada como el gol de Pillud frente a Velez. Es un buen momento para probar a Rodriguez Bebanz y, si está bien de su lesión, que vuelva Mena al lateral izquierdo, quienes se ganaron el puesto sin jugar, solo con las malas actuaciones de los titulares.

En cuanto a la zaga central, se complica encontrar una dupla con continuidad por las lesiones y el poco recambio que hay. Sigali es uno de los indiscutidos, siempre es regular, el problema es a quién poner ahora que está suspendido. Orban gana muy bien de arriba, la mayoría de los duelos aéreos los resuelve bien, pero en el mano a mano y teniendo la pelota, es muy flojo. Donatti es un gran jugador, lo demostró en el 2018, pero las lesiones siempre le juegan en contra para no ganar continuidad. En cuanto a Nery Domínguez, jugó bien en un puesto que no es el suyo, pero le da mucha verticalidad al equipo con sus pases y eso le serviría más al equipo teniéndolo de volante central. Igualmente, frente a Central Córdoba, lo ideal sería poner a Donatti y Nery, más que nada por la falta de Sigali, sino irían de arranqe el Oso y el Flaco.

Volantes:

En el mediocampo es donde se encuentran las mayores falencias, como la falta de velocidad en ambas transiciones, tanto de defensa a ataque como de ataque a defensa. El doble 5 es lo mejor para equilibrar y contrarrestar ese problema, con un volante tapón como viene estando y otro cerca más adelantado para jugar. Díaz tiene un nivel muy bajo, la mayoría de sus pases son hacia atras o hacia los costados, lo que hace muy lento el ataque. A Zaracho se le nota que no está al 100% de su lesión y, al tener que volver a marcar, siempre está corriendo de atras al rival. El «Pulpo» González no es ni volante de marca ni generador de juego, necesita a otro al lado, solo no puede marcar y para jugar más arriba le falta velocidad, puede funcionar en un doble cinco como lo hacía con Cocca. También es momento de probar a Mauricio Martínez, quien, al haber jugado de marcador central, tiene más marca y además conoce el puesto de volante.

Por lo demostrado en los últimos partidos, los volantes más adelantados tendrían que ser Montoya por derecha, Barbona por izquierda y en el medio Rojas o Zaracho. Al ex central se lo nota más apto que Solari en los ataques y con muchas ganas de jugar y ganarse el puesto. Barbona jugó poco tiempo frente a Boca Unidos pero se lo vio con muchas intenciones de encarar y ser vertical, algo que le falta y mucho a este equipo. Además, Rojas por izquierda no rinde igual que como jugaba en Defensa, ya que ahí lo hacía por el medio. Por eso es que el 10 paraguayo podría quedar suelto por el medio atrás del 9, no tendría la obligación de bajar a marcar ni de jugar contra la raya. Zaracho entraría en la misma posición que Rojas, ya que la marca no es su fuerte y al jugar más retrasado con dos delanteros, debe ayudar al otro volante a marcar en el medio. Cualquiera de los dos podría jugar en esa posición para crear juego sin tener obligación de marca.

Delanteros:

Lisandro es otro de los indiscutibles, por su entrega, porque es el capitán, y porque en una jugada aislada puede ganar un partido solo. El problema es cuando tiene que retrasarse mucho para tener la pelota y generar el juego él. En el último semestre de 2018 se vio la mejor versión suya, con otros jugadores generando juego en el medio, pudo llegar más al área y ser goleador. Además, puede tirarse atrás para que lleguen los volantes al área de sorpresa, sin recurrir siempre al centro a los delanteros en el área, algo que pasa cuando lo acompaña Cvitanich. Cualquiera de los otros tres delanteros (Cvitanich, Cristaldo y Reniero) pueden ingresar en el segundo tiempo para tener más peso en el área, pero primero hace falta una buena estrategia, no solo el desborde y el centro.

De esta forma, el equipo ideal quedaría armado con un 4-2-3-1 con: Arias; Rodriguez, Sigali, Donatti, Mena; Domínguez, Martínez; Montoya, Zaracho, Barbona; Lisandro. Así, quedarían varios jugadores en el banco que pueden ingresar para cambiar y mejorar al equipo, no solo un cambio de puesto por puesto, como podrían ser: Solari, Díaz, Cvitanich, Cristaldo o Rojas.

Mientras que para enfrentar a Central Córdoba, por la suspensión de Sigali y al no tener al 100% a Zaracho por su lesión, el once sería: Arias; Rodriguez, Domínguez, Donatti, Mena; Díaz, Martínez; Montoya, Rojas, Barbona; Lisandro.

Al tener más volantes, el equipo queda más equilibrado. Puede pasar de ser un 4-3-3 con los extremos bien abiertos y el enganche más atras, un 4-5-1 para defender más atras o también un 4-4-2 teniendo al enganche más adelantado para presionar más cerca del arco rival.

Por Ignacio Navas

Racing Club – El Primer Grande

http://www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



LIGA PROFESIONAL

Fecha 24

Huracán 1
VS
0 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 23

Racing 3
VS
1 Lanús

LIGA PROFESIONAL

Fecha 22

River 4
VS
0 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 21

Racing 1
VS
2 Colón

LIGA PROFESIONAL

Fecha 20

Atlético Tucumán 0
VS
2 Racing