Icono del sitio El Primer Grande

Lo Mejor y lo Peor del triunfo ante el Tomba

En un partido muy especial, Racing pudo ganar y clasificar.

Se terminó este maldito 2021 para Racing. Con 3 DT, ya sin Licha, con mil partidos perdidos, Arias roto y un montón de jugadores en pésimo nivel.

Los últimos 90 minutos fueron contra Godoy Cruz con un aliciente importante: Había que ganar para clasificar a la Copa Sudamericana.

Fue triunfo 2 a 1 y nada más. La despedida de Licha y la felicidad de clasificar a una copa hicieron olvidar lo mal que jugó Racing. Porque no estuvo ni cerca de merecer los tres puntos. Golpeó cuando tenía que golpear y aguantó como pudo. Pero el funcionamiento y los errores defensivos son muy notorios. Del triunfo se puede destacar lo siguiente:

 

Lo Mejor del Partido fue:

 

Javier Correa

En 63 minutos demostró lo que no hizo nunca en el campeonato. Además de aportar los dos goles del triunfo, jugó muy bien, siempre mostrándose y siendo agresivo. Aguantó pelotas y fue peligroso. Ojalá mantenga el nivel en 2022.

 

Lisandro López

Fueron sólo 18 minutos en la cancha. Pero los suficientes para recibir el amor y el afecto de los miles de hinchas que le agradecieron con aplausos todo lo que dio en el campo. Sus lágrimas fueron las del pueblo racinguista que ya lo empezó a extrañar.

 

Darío Cvitanich

Otro que prefirió el perfil bajo en su último partido en Racing. Darío siempre dejó todo por esta camiseta y se pudo llevar la ovación que merecía. “Debía ser feliz y fui feliz” escribió el jugador más tarde. Un crack dentro y fuera de la cancha.

 

Lo Peor del Partid fue:

 

Fernando Prado

El uruguayo jugó de lateral izquierdo y no tuvo una buena tarde. No pudo ser agresivo arriba y le costó demasiado en defensa. Un partido para el olvido.

 

El esquema de Gago

Otra vez lo hizo el entrenador. Puso a jugadores en lugares donde no van. Por momentos, Carlos Alcaraz jugó de 5 y Mauricio Martínez de enganche. Eso terminó perjudicando a los dos en su rendimiento y al equipo en general. También colocó a Rojas como extremo izquierdo de manera rara.

 

Matías Rojas    

Jugó mal. Pero básicamente le costó agarrar la pelota y hacer jugar a Racing. Para colmo jugó mucho tiempo por la punta izquierda y se lo notaba que no estaba cómodo. Un regreso de lesión para el olvido.

 


Por Federico Dotti

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

Salir de la versión móvil