El primer grande


«Superé un día de mucha angustia»

Bou reveló que vivió otro Día de la Madre muy duro por no tenerla y volvió a emocionarse. Mirá la entrevista completa acá.

Por ahora ninguna oferta se acercó a lo que piden los dirigentes por la Pantera. (foto: Olé)

Bou reveló que vivió otro Día de la Madre muy duro por no tenerla y volvió a emocionarse al repasar su gol a Boca con la casaca que llevó el nombre de su mamá: «Hice el penal más importante de mi carrera».

«Che, sacá una linda, eh”. Gustavo Bou lanza la súplica y se abalanza, con determinación, sobre la cámara del fotógrafo para ver la imágen fresquita que el artefacto acaba de captar. Pero en ese paso adelante no alcanza a llevar la feroz decisión con que el domingo fue a buscar la pelota para patear el penal que, sin titubeos, se animó a pedirle a un líder como Sebastián Saja, en el triunfo inobjetable sobre Boca.

En el Día de la Madre, el entrerriano tenía una necesidad ingobernable de convertir, de dedicar el tanto, encima enfundado en una camiseta especial que llevaba atrás el nombre de su mamá fallecida (María), como al igual que sus compañeros en el un homenaje ideado por el área de Marketing. La Pantera, una vez más, se fue con la panza llena de satisfacción. Ese gol número 28 en la Academia, en 54 partidos, le dejó una marca a fuego. “Cuando estaba por llegar al área, Saja vio que agarré la pelota y desde lejos me levantó el pulgar. Fue todo con señas. Entendió mi situación, y bueno…. Me dejó patear el penal más importante de mi carrera. Yo estaba con mucha confianza y valoro el gesto de mis compañeros. En la misma fecha, pero el año pasado, también la metí contra Vélez. Y en 2012, en Olimpo, lo mismo”, expresa el delantero, cara a cara con Olé .

-¿En el segundo penal cómo definieron quién se encargaría de pegarle?

-Con todo respeto, cuando noté que llegaba el Chino, agarré la pelota sólo para entregársela. Me dijo que también quería hacer un gol para dedicárselo a su mamá (también murió). Me puso muy contento que un jugador de la categoría de Seba tuviera la humildad de agradecerme. Y además, me llenó de orgullo.

-¿Si hubiera estado Milito también le habrías pedido el penal?

-Diego es el encargado. Pero si me daban muchas ganas de pedírselo, lo hubiera hecho. Sabemos que no hay problemas entre nosotros para eso, tampoco para los tiros libres.

-¿De qué manera arrancaste el domingo?

-Fue muy duro. Superé un día de mucha angustia que había empezado a caerme ya en la madrugada. El mes que viene se cumplirán diez años de la muerte de mi vieja. Cada Día de la Madre los paso muy mal. Encima, como éramos 19 concentrados (número impar), no tuve compañero de pieza en la concentración.

-¿Y qué pensabas?

-Estuve mal toda la noche, me desahogué como suele pasarme en estos días. Lloré mucho en soledad, me descargué bastante. Como siempre, traté de ponerle el pecho. Sabía que ella, desde donde estuviera, me iluminaría para hacer un gol y homenajearla.

-¿Por qué la soledad en esos momentos?

-Porque sé que si me ven mal a mí, los otros pueden sufrir. Largar un poco de lágrimas me hace bien. Recordar a la vieja es algo muy especial. Me acordaba de las cosas que me decía, de cómo era ella. Por suerte le di un lindo regalo en un clásico gracias a la fuerza que me transmitió.

-¿Qué te dijeron tus hermanos y tu papá?

-Estaban muy emocionados. Mi viejo estuvo en el cementerio de Paso de los Libres, visitándola. Me dijo que le pidió por mí y mis hermanos, que saltaban de alegría cuando convertí.

-El año pasado, también en la misma fecha, le hiciste un gol a Vélez.

-Y en 2012 también metí uno cuando estaba en Olimpo. Contra Boca sentía que en algún momento se me iba a dar un gol. Hace dos años seguidos que paso el Día de la Madre jugando y convirtiendo.

La emoción queda a un lado. La charla vira hacia lo futbolístico y la victoria ante Boca empieza a dominar la conversación: “Sabíamos que jugaríamos contra un rival difícil y que, si nos ganaba, daría la vuelta olímpica en nuestra cancha. La verdad, no queríamos saber nada con eso. Racing demostró que es el último campeón, que le puede ganar a cualquiera. Así que estoy muy contento por el partido que hizo el equipo en todas sus líneas, y por haber aprovechado los dos jugadores más”.

-¿Por qué quedaron lejos de lo más alto?

-Porque se nos escaparon puntos que no imaginábamos perder. Pero por más que hagamos números o miremos atrás, ya no podemos lograr el bicampeonato. Este equipo dejó todo, no se reprocha nada porque peleó hasta dónde pudo el campeonato. Y fue muy lindo regalarle un triunfo como el de ayer a los hinchas de Racing.

-¿Qué equipo te gusta más en el torneo?

-Rosario Central.

-¿Por qué?

-Es completo: muy fuerte abajo, en el mediocampo y arriba. Tiene jugadores con mucha jerarquía, como Marco Ruben, y muy buena cantera. Lo demostró durante todo el campeonato. Por eso tendremos que hacer un gran partido para poder ganarle el viernes, por Copa Argentina.

-¿Cambia en algo tu juego sin Milito a tu lado?

-Seguro. Siempre que jugué con Diego, lo aproveché al máximo. Su sola presencia, el verlo correr, me motiva mucho. Pero sin él, no puedo relajarme, debo seguir dando el máximo.

-¿Qué sospechás que hará en diciembre, cuando venza su contrato?

-Estoy seguro de que va a seguir jugando. Me encantaría eso porque les hace muy bien al club y a todos sus compañeros. Deja la vida en cada entrenamiento, se nota que quiere seguir jugando. Eso nos empuja a todos nosotros.

-¿Y vos dónde te imaginás en 2016?

-Te soy sincero, no pienso si me voy en diciembre, enero, en dos o cuatro años. Trato de vivir el presente en Racing. Una vez que termine el torneo, veré si se da la chance de poder irme o si tendré que presentarme de vuelta a entrenarme en este club.

-¿Que Cocca se vaya en diciembre qué significaría para Racing?

-Y… No te sé decir. Diego es muy importante para Racing, tiene un buen ida y vuelta con los jugadores, los hinchas lo quieren, la dirigencia también… Es un técnico con ideas claras que los jugadores entienden muy bien. Ojalá siga por el bien del club. Y si se tiene que ir, espero que no sea un retroceso para el club; que el que venga sea igual o mejor que él.

-¿Lo ves a Racing en la próxima Libertadores?

-Sí, lo imagino. Estamos cada vez más cerca de meternos en esa Copa de nuevo, que es uno de nuestros objetivos. Serán difíciles los partidos que nos quedan, pero pelearemos hasta el final.

-¿Cómo está de ánimo Brian Fernández, a la espera de la sanción por sus casos de doping?

-Hablo bastante con él. Le cuesta el día a día. A medida que va pasando el tiempo y no se resuelve cuál será la suspensión, se le complica mucho. A veces tienen ganas de dejar todo… Como siempre le digo, es un pibe que debe estar más fuerte que nunca. Depende de él. Nosotros lo seguimos apoyando, es lo que más necesita.

-Cuando lo habiliten, el club podría cederlo a un club del exterior o interior para sacarlo de su entorno. ¿Qué opinás?

-Todo dependerá de él. Es cuestión de que sepa lo que quiere para su futuro. El máximo responsable es él. Por más que se vaya a otro lugar, si él no está fuerte de la cabeza, seguirá todo igual. Yo sé que hace todo lo posible para salir adelante.

-Llevás 28 goles en 54 partidos. ¿En Racing te recibiste de goleador?

-Je, acá le agarré el gustito la arco, a convertir. No me caracterizaba por ser goleador, sino más por jugar por afuera o asistir.

-¿Jugarías en Independiente alguna vez?

-¡Nooo! El cariño que me tiene la gente de Racing es muy lindo, no me veo en Independiente. Me siento muy bien acá, lo valoro muchísimo. Peleé mucho para disfrutar de un momento así en un club como éste.

Fuente: Olé

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



COPA DE LA LIGA

Fecha 1

Racing
VS
Gimnasia

Domingo 13 de Febrero - 17:00hs

LIGA PROFESIONAL

Fecha 25

Racing 2
VS
1 Godoy Cruz

LIGA PROFESIONAL

Fecha 24

Huracán 1
VS
0 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 23

Racing 3
VS
1 Lanús

LIGA PROFESIONAL

Fecha 22

River 4
VS
0 Racing