Icono del sitio El Primer Grande

Los desplumamos

CARAMBOLA. La pelota ya hizo su recorrido de flipper. Dio en Funes Mori y se mete despacito.

Hoy se cumple el primer aniversario del clásico donde superamos a River por 1 a 0 con gol en contra de Ramiro Funes Mori y de esta manera, le arrebatamos la punta a las Gallinas. A falta de dos fechas, la Academia por primera vez estaba en la cima de la tabla y dependía de si misma para dar la vuelta, algo que finalmente terminó sucediendo luego de derrotar a Rosario Central (3-0) y Godoy Cruz (1-0).

El gol de tiro libre de Gustavo Bou sobre la hora ante Quilmes hizo que Racing mantenga la diferencia de un punto por debajo de los de Núñez, con quienes nos cruzábamos en la siguiente fecha. Los Millonarios tenían la cabeza puesta en el clásico por la Sudamericana, pero eso a nosotros no nos interesaba. No podíamos dejar pasar esta oportunidad. Había que quedarse con los tres puntos en casa y lo hicimos.

De entrada, fue clave Sebastián Saja para tapar un mano a mano ante Augusto Solari, que podría haber cambiado el rumbo de la historia. Unos minutos más tarde, se desato la locura en un Cilindro que explotaba. Luego de una serie de rebotes dentro del área, la pelota pegó en la pierna de Funes Mori y terminó dentro del arco de Marcelo Barovero.

Los minutos restantes del partido no fueron muy entretenidos. La Academia cuidó bien la ventaja conseguida y el Chino no tuvo demasiado trabajo. De todas maneras, lo único que realmente importaba era poder salir victoriosos de una nueva final, para pasar a tomar el control y mirar a todos desde arriba.

A falta de dos fechas el sueño estaba cada vez más cerca. Racing era puntero, pero quedaban dos fechas por delante y no nos podíamos relajar. Luego llegó el triunfo en Rosario y una fecha más tarde superamos al Tomba, para convertir el sueño en realidad.

Por: Bernardo Rizzo.

Racing Club – El Primer Grande
Behaviour Analysis of aileen Wuonos