El primer grande


La última función del Príncipe

Tres años atrás, Diego Milito jugó su último partido como profesional. Los hinchas llenaron El Cilindro para despedir al ídolo, que de penal hizo el primero de la Academia que derrotó a Temperley 2 a 0.

Llegó la fecha final del Torneo de Transición y la cancha de Racing estaba colmada como aquel 14 de diciembre de 2014. Sin embargo, esta vez la Academia no tenía chances de ser campeón y poco importaba el resultado del partido que se iba a jugar, la gente no fue a ver como su equipo terminaba el torneo, fue a ver como terminaba su carrera Diego Alberto Milito, el último gran ídolo del club.

Durante toda la semana previa hubo gran expectativa por el encuentro, había ansiedad porque llegara el sábado 21 de mayo, pero a su vez estaba esa sensación de saber que cuando pasara ese día, el Príncipe de Avellaneda no sería más parte del equipo. Diego casi no pudo dormir la noche anterior, ¿Ansioso?, ¿Nervioso?, seguramente lo estaba, pero eso no fue lo que alteró su sueño. La «culpable» fue Morena, la hija de Milito nació a la madrugada, como si el día ya no tuviera demasiadas cosas para ser especial. Fue padre por tercera vez junto a su mujer Sofía.

En las primeras horas del día, Diego había vivido grandes emociones en una clínica junto a su familia. A la tarde lo esperaban muchas más en su segunda casa, con todos los hinchas académicos. En otras circunstancias probablemente el capitán hubiera pegado el faltazo, pero se trataba de su último partido como jugador profesional, su despedida. El rival de turno era Temperley, quien había asegurado su permanencia en primera la jornada anterior al ganarle a Newell’s.

El partido comenzó y todos estaban esperando gritar un gol del protagonista del día. Al cuarto de hora, el jugador gasolero Escobar le cometió una falta a Pillud dentro del área, y el árbitro Lamolina cobró penal. A los diecisiete minutos, Diego Alberto Milito, con una gran definición, cambió penal por gol y festejó besándose la camiseta mientras el público deliraba.

Aquel fue el último tanto en la carrera del Príncipe. Tres minutos más tarde tuvo la oportunidad de aumentar nuevamente desde el punto del penal, pero el arquero Crivelli le atajó el tiro y el rebote cayó en la cabeza de Oscar Romero que anotó el segundo de la Academia. El destino quería que Diego no meta ese penal, al errarlo, la cuenta de Milito se frenó en veintidós goles desde su regreso a Racing.

Uno de los momentos más emotivos se vivió en el minuto veintidós, número que el ídolo llevaba en su camiseta. Hubo fuegos artificiales, banderas en las tribunas, carteles de agradecimiento, y el canto infaltable de «Milito hay uno solo».

El resto del partido no tuvo momentos destacados dentro del campo de juego, todo pasó por las ovaciones y cantos de la hinchada para el capitán. Fue triunfo de Racing 2 a 0. Ni bien sonó el pitazo final del juez, todos fueron a buscar a Diego y lo levantaron por el aire idolatrándolo, el Príncipe era el Rey. Mientras todo el estadio gritaba por él, sus compañeros y cuerpo técnico se emocionaron hasta las lágrimas cuando lo abrazaban. Uno de los más afectados fue su amigo Sebastián Saja, que lloraba tanto como Milito en el momento de entregarle una plaqueta de parte del club para homenajearlo. Poco después, todo el estadio quedó a oscuras y solo se veían las luces de los celulares de los miles de hinchas que no dejaban de ovacionar a su ídolo, quien no podía contener la emoción y saludaba a la gente que le brindaba todo su cariño.

Las pasó todas en la Academia, vivió las más difíciles en sus inicios cuando el club estaba al borde de la desaparición, fue campeón después de 35 años de sequía, se afirmó como titular después de mucho esfuerzo, y se fue a Europa a hacer una carrera brillante. Volvió en un momento complicado, con Racing en los últimos puestos de la tabla, y fue un estandarte en la obtención del título de 2014. El 21 de mayo de 2016 se retiro jugando para el club de sus amores, y manifestó que «Volver para despedirme del fútbol en Racing fue un sueño muy especial que pude cumplir. Estoy tranquilo, en paz y contento porque me retiré con la camiseta que amo. Quiero abrazar a todos los hinchas».

Ficha del partido
Racing: Sebastián Saja; Iván Pillud (Gastón Díaz), Nicolás Sánchez, Leandro Grimi, Germán Voboril; Óscar Romero, Ezequiel Videla, Luciano Aued, Marcos Acuña (Francisco Cerro); Diego Milito y Lisandro López (Gustavo Bou). DT: Facundo Sava.

Temperley: Federico Crivelli; Alexis Zárate, Ignacio Boggino, Gastón Bojanich, Gonzalo Escobar; Gabriel Esparza, Abel Peralta, Leonardo Di Lorenzo, Fernando Brandán; Ariel Cólzera y Marcos Figueroa. DT: Gustavo Álvarez (interino).
Estadio: Presidente Perón
Árbitro: Nicolás Lamolina

DIEGO MILITO EN RACING

1999-2003
Torneos locales: 137 partidos jugados, 34 goles.
Copas Internacionales: 11 partidos jugados, 3 goles.
Total: 148 partidos jugados, 37 goles.

2014-2016
Torneos locales: 52 partidos jugados, 18 goles.
Copas Nacionales: 5 partidos jugados, 0 goles.
Copas Internacionales: 15 partidos jugados, 4 goles.
Total: 72 partidos jugados, 22 goles.

Total dos etapas: 220pj 59g
Ganó dos títulos, Torneo Apertura 2001 y Torneo de Transición 2014

Por: Fernando «Chicho» Ferreira

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



Copa Libertadores

Fecha 6

Racing 2
VS
1 Estudiantes de Mérida

Copa Libertadores

Fecha 5

Nacional 1
VS
2 Racing

Copa Libertadores

Fecha 4

Alianza Lima 0
VS
2 Racing

Copa Libertadores

Fecha 3

Racing 0
VS
1 Nacional

Copa Superliga

Fecha 1 Zona B

Aldosivi 3
VS
4 Racing