El primer grande


«La mejor decisión»

Saja ya descartó el retiro y mencionó que seguir en el club fue la mejor decisión. El Chino piensa en la Libertadores 2015 y sueña en grande.

Saja fue de menor a mayor a lo largo del Torneo Transición 2014.

La alegría será tan extensa como la pausa por el receso que vive el fútbol argentino. Lejos del Cilindro, Sebastián Saja conjuga al máximo la felicidad. Mudado a la zona de Hudson, muy cerca de los afectos de Brandsen, el lugar en el que dio los primeros pasos, el arquero de la Academia continúa con la celebración de un título que hace unos meses se asemejaba a una empresa quimérica. Eran tiempos en los que algunas mentes brillantes colocaban banderas en su contra. En silencio, el dueño el arco de la Academia cambió las críticas por elogios y por nuevas banderas que lo ponderaban. Hasta el sitio web El Primer Grande armó un tridente para disculparse con Diego Cocca , Gustavo Bou y Saja.

«Logramos lo que pocos creían y eso nos deja tranquilos porque trabajamos mucho y nos hicimos muy fuertes en los momentos difíciles para sobreponernos a todo», dice el subcapitán del Racing campeón. El cambio de mando a manos de Diego Milito no se tradujo en una lucha de egos. De esas batallas internas a las que se han acostumbrado algunas figuras del fútbol doméstico que priorizan su individualidad por encima de la esencia de un grupo. Al contrario, para Saja el desembarco de Milito significó un alivio y, a la vez, una responsabilidad. «La importancia de Diego fue automática. Una vez que llegó a Racing todos nos encolumnamos detrás de su jerarquía», precisa el jugador de 35 años. Y añade: «Su presencia fue fundamental para llegar al título. El fútbol necesita de jugadores como Milito, como [Sebastián] Verón. El fútbol precisa jugadores que se involucren porque le dan un plus a sus equipo y en Racing sucedió eso. Milito generó un cambio drástico, dentro y fuera de la cancha. Y en los momentos complicados, asumió el liderazgo para dar la cara por todo el grupo».

-¿Por qué pensaste en retirarte? ¿No fue una declaración apurada?

-Tal vez sí. El título cambió todo. Ganar un campeonato no es cosa de todos los días. Quedarme en Racing fue la mejor decisión que podía tomar. El segundo semestre cambió por completo todo. No puedo retirarme ahora, cuando accedimos a un torneo internacional por el que tanto luchamos. Además, Diego [Milito] no me lo hubiera perdonado y el grupo tampoco. La Copa [Libertadores] es uno de esos objetivos grandes que uno sueña volver a jugar.

-¿Qué cambió internamente para que en la segunda parte del torneo se vea un Racing menos vistoso y más efectivo?

-Más allá del dolor que nos generó, la eliminación de la Copa Argentina porque sirvió para fortalecer al grupo y cambiar definitivamente el chip. Dependía de nosotros. Si no hacíamos ese quiebre, ese duelo interno hubiera sido imposible el resto. Desde ese momento, hubo un vuelco muy grande en el equipo que permitió revertir la situación para no volver a quedarnos afuera como nos pasó con Argentinos. Y, también, el empate en Bahía Blanca que nos comprometió a ganar todo lo que quedaba para tener reales posibilidades.

-Hace dos años dijiste que Racing necesitaba pensar en grande, en pelear el campeonato, en salir campeón y en no conformarse con hacer campañas de 30 puntos. ¿Este título salda esa cuestión?

-Ayuda, pero no es algo definitivo. El torneo que viene seremos los campeones vigentes, pero nada más. Nosotros, los jugadores, estamos de paso. Lo que queda es el club y este título para Racing debe ser un antes y un después para dar un salto definitivo hacia cosas más importantes. Llevo más de tres años en Racing y, en lo profesional, este es mi mejor momento. Entonces, todos debemos contribuir para que esto no sea algo casual. Debemos capitalizar el título para bien, sin quedarnos en eso y esperar a que las cosas lleguen solas. Hacer eso sería irresponsable.

-¿Qué significan 35 años para un jugador de Primera?

-Experiencia y recorrido. Tengo la suerte de haber llegado a varias de las metas que me tracé cuando empecé. Ahora, a los 35, miro las cosas de otra manera, pero con el mismo profesionalismo y compromiso de siempre. Intento ser más reflexivo en todos los ámbitos. Antes era impulsivo y arrebatado. Con los años me di cuenta que la tranquilidad me dio más resultado.

La preponderancia de Milito y el equipo que se viene

Milito- SAJA

Estandarte, líder, emblema son apenas algunos de los adjetivos calificativos que emplea Sebastián Saja para definir a Diego Milito. «Diego fue determinante porque su presencia potenció a los más chicos. Tiene tanta personalidad que te contagia. Es un ganador nato», explica Saja. «La cinta de capitán nunca fue un problema. Se la cedí porque era lo que correspondía a un jugador de su jerarquía», completa.

Mientras, el DT Diego Cocca pretende reforzar al equipo campeón porque se viene un 2015 con doble competencia. ¿Maxi Moralez? «Complicado por lo que gana en Italia», contó a LA NACION un dirigente. Además, continúan los sondeos por Lisandro López (Al-Gharafa, de Qatar), Lucas Zelarayán (Belgrano) y Brian Fernández (Defensa)..

Fuente: www.canchallena.com.ar

Racing Club. El Primer Grande.
www.elprimergrande.com

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



COPA LIBERTADORES

Ganó Racing 5-3 por PENALES

Flamengo 1
VS
1 Racing

Copa de la Liga

Fecha 5

Racing 1
VS
0 Unión

COPA LIBERTADORES

Octavos Ida

Racing 1
VS
1 Flamengo

Copa de la Liga

Fecha 4

Atlético Tucumán 2
VS
0 Racing

Copa de la Liga

Fecha 4

Racing 0
VS
2 Arsenal