El primer grande
Neat People Are Lazier and Meaner than Sloppy People


La Grieta en Racing

El año político se vive de manera muy intensa en el club. Pero no sólo este tema separa la opinión de los hinchas. Se está poniendo de moda los “extremos”. Una modalidad que hace que nadie tenga razón y que uno solo pierda: Racing Club. ¿Conclusión? Hay que serenarse un poco.

La gente vive cada tema como "único"
La gente vive cada tema como "único"

Diciembre trae muchas novedades. Las elecciones en el Club están a la vuelta de la esquina y eso trae discusiones políticas en cada rincón del Presidente Perón cuando juega Racing. Y está bien. Tener ideologías políticas o candidatos que gusten más o menos está perfecto.

Pero el último tiempo las cosas han cambiado. Han tomado un color mucho más oscuro.

En una línea del tiempo, habría que ubicarse en los días previos al acto de Unidad Ciudadana en el club. Desde ése momento se sintió un temblor en los hinchas. Desde todos los ámbitos, los dardos apuntaban en cualquier dirección. Que Cristina, que la cancha, que Perón, que está bien, que son unos hipócritas, que es lo mejor para Racing, etc, etc etc.

Por aquel entonces, los hinchas abrieron una “grieta” entre los que estaban a favor del acto y los que no. Los que decían que el césped se iba a arruinar y los que no. Y mucho más.

Todo fue motivo de “extremos”. Del está perfecto al es un “grosero error” sin escalas. Los afiches de Blanco hechos por Photoshop, etc. La campaña se ensució, y cada uno tomó su partido.

¿Quién salió perdiendo? El club. Porque éstas diferencias calaron hondo en los hinchas que, además de votar, tienen que verse las caras en el club o mismo en los foros o en cualquier reunión académica.

Por aquel entonces, como si fuera poco, se venían los cuartos de final contra Libertad y el sueño de coronarse en Sudamérica estaba latente.

Pero por debajo se gestaba algo.

Derrotas del equipo del fútbol trajeron otro foco infeccioso: Diego Cocca. Ahora existen hinchas que, directamente quieren que se vaya ya, que no sabe armar el equipo, que no se juega a nada. Pero inmediatamente aparecen otros que comprenden que se trata de un equipo nuevo y que se está trabajando. Es más, utilizan términos como “hay que apoyar” o “ya vamos a arrancar”. ¿Y en el medio? Nadie. Es blanco o es negro.

Andrés Ibargüen llegó como “el refuerzo más caro de la historia” y no jugó de entrada. Eso provocó que muchos, realmente muchos, piensen que el jugador “era una mentira” o estaba sobrevalorado. Jugaba poco y encima Racing no ganaba. Pero por otro lado están los que aseguran que es crack y que nunca se esconde. ¿En qué quedamos?

La venta de Lautaro Martínez fue un novelón. En realidad lo es su contrato y la famosa Clausula de salida. La dicotomía es, entonces: “lo estamos regalando” por un lado y los otros que dicen “Racing no puede hacer más que lo que está haciendo”. Algunos entienden que la explosión en 6 meses hizo imposible generar un contrato con cláusula muy elevada. Ni hablar de los representantes que, para nada, piensan en la celeste y blanca.

El dueño del arco. Musso tuvo su merecido premio: llegó al arco de Racing ante el clamor popular. Pero sus lesiones musculares trajeron un nuevo capítulo a la grieta: “Chila se la bancó siempre entrando en las difíciles, tiene que jugar él” o “Musso se lesiona siempre”. Del otro bando estaban los que decían “Musso tiene que ser el titular porque está más aplomado que Gómez. Cuando se cure debe ser el uno”. En fin, eso genera que los propios hinchas piensen de manera distinta pero con posturas muy opuestas.

La titularidad de Lisandro López nunca estuvo en duda. Pero algunos ya empiezan a verlo como “que ya no rinde” para salir a la cancha desde el inicio. Y de la otra vereda están los que recuerdan siempre que Licha tiene un amor y un compromiso único con el club que lo va a depositar nuevamente en el camino de los triunfos.

Defender con línea de 5 o con 4 jugadores ha sido considerado un tema “top” entre los hinchas. Aún ganando y clasificando a la Libertadores estaban los que la defendían a muerte y los que simplemente se sentían avergonzados de cómo jugaba Racing. Sí, sin escalas.

 

Desde este humilde rincón se busca parar la pelota, levantar la cabeza y bajar un cambio. Como hace Oroz (¿otro tema de debate recalcitrante?). La gente de Racing está impacienta porque no se gana. No entra la pelota, se viene Boca e Independiente y se quedaron eliminados de todas las copas.

Razón para estar disconformes la tienen. Pero para tener semejantes diferencias que, en algunos casos, se tornan irreconciliables, no.

El Racing Positivo había llegado para quedarse. De a poco, ésta grieta lo está erosionando y aún hay tiempo de serenarse. El fin de año servirá de remedio pero siempre estará pendiente de lo que pase frente al puntero y a los vecinos.

Ojalá ése sea el punto de inflexión. Que sea lo que tenga que ser, pero que mantenga unida a la gente de Racing. Porque todos quieren lo mejor para el club. Pero así muchos se olvidan que no están sumando a la causa.

Racing es más grande que cualquier hombre ni cualquier nombre. Esté el presidente que esté, sea el DT que sea, jugando de la forma que sea. Todos queremos lo mejor para el club. Aprendamos del pasado. Por no estar unidos nos pisotearon. Hoy el presente (no en puntos) es más sencillo de surfear que en los finales de los noventa, principios de los 2000.

“Hace muchos años que no tenemos esta racha tan adversa” dijo Pillud hace pocos días. Y es verdad.

Aprendamos que ninguna grieta sirve o es efectiva. Diferencias sí, irreconciliables no. Esas no sirven.

Ojalá se termine esta grieta. Cerrarla será el desafío. Se necesita que entre la pelota al arco rival… y que en la cabeza del hincha entre la calma.

Por: Federico Dotti

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



LIGA PROFESIONAL

Fecha 6

Sarmiento 1
VS
1 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 5

Racing 5
VS
0 Aldosivi

LIGA PROFESIONAL

Fecha 4

Gimnasia 3
VS
1 Racing

LIGA PROFESIONAL

Fecha 3

Racing 2
VS
0 Vélez

LIGA PROFESIONAL

Fecha 2

Godoy Cruz 2
VS
0 Racing