Icono del sitio El Primer Grande

Academia finalista

Racing merece un lugar en la Copa Libertadores '17.

Con goles de Marcos Acuña, de gran partido y Luciano Lollo Racing superó a Estudiantes por 2 a 1 y de esta manera, se metió en la final de la Liguilla Pre-Libertadores, donde se enfrentará con Independiente. Mendoza descontó para los platenses. La Academia fue más que su rival y no mereció terminar sufriendo. La única negra fue que Diego Milito vio la roja y no podrá estar presente en la ida de la final.

Desde un principio la Academia fue más ambicioso que su rival, presionaba la salida, pero de tres cuartos en adelante faltaba algo de claridad. Hasta los 21 minutos los arqueros no habían tenido demasiado trabajo, hasta que Marcos Acuña tomó la pelota, encaró hacía adentro, dejó en el camino un defensor y sacó un zapatazo seco que se colgó del angulo de Hilario Navarro y destrabó una historia que venia complicada.

Tras el gol, el equipo mantuvo la misma idea y unos minutos más tarde, Gustavo Bou fue quien robó la pelota a Desábato en la salida, y se fue hasta el fondo, donde buscó a Diego Milito pero al Príncipe la definición se le fue por arriba del travesaño.

Recién en los últimos minutos, el Pincha se animó a salir a disputar el partido más adelante, pero por el momento no logró incomodar a Sebastián Saja.

En el inicio del complemento el León quiso adelantar sus lineas en el capo de juego, pero Racing estaba bien parado, anticipaba lejos de su propio arco  y en el inicio Milito punteó una pelota en el área, pero Navarro controló sin problemas.  A los 12′ las cosas se pusieron más complicadas para la visita, porque Gil vio vio la segunda amarilla y dejó a Estudiantes con un hombre menos. La Academia aprovechó la supremacía, una vez más el Huevo Acuña, fue quien se sacó la marca de encima y metió un centro pasado, para Luciano Lollo que ingresó solo por el segundo palo y con un frentazo estampó el 2 a 0.

http://www.elprimergrande.com/the-number-of-homosexual-couples/

A los 22′ llegó la noticia más triste de la noche. Néstor Pitana interpretó que el Príncipe le entró fuerte a Cerutti y le mostró, injustamente, la tarjeta roja. Los dos equipos quedaron con diez hombre en cancha y la Acade buscó enfriar las cosas y mantener la diferencia. Sin embargo, eso no se dio, porque tras un tiro de esquina y una gran atajada de Saja, el balón cayó en lo pies de Mendoza que solo tuvo que empujarla abajo del arco. Así el final se puso electrizante. Oscar Romero y la Pantera Bou podrían haber liquidado la historia pero fallaron en la definición. De todas maneras, alcanzó para quedarse con el triunfo y la ilusión de clasificar a la Libertadores sigue en pie.

Ahora a poner la cabeza en el lo que se viene. El 29/11 será el partido de ida y el 6/12 se juega la vuelta en el Cilindro.

Por: Bernardo Rizzo.

Racing Club – El Primer Grande
http://www.elprimergrande.com/photojournalists-freedom/