El primer grande


Castro: «Es algo inolvidable»

Entrevista a Facundo Castro el juvenil que debutó en contra Tigre la fecha pasada.

"siempre sueño con el momento en el que me toque hacer un gol". Confesó Castro.

Facundo Castro hizo ante Tigre su estreno en Primera y, más allá de la bronca por la derrota, le contó al sitio oficial su alegría por haber cumplido uno de sus sueños. Ahora, lleno de confianza, le apunta directamente al gol.

Esos ojos lo miraban desde algún rincón del estadio con el mismo amor con el que lo habían mirado desde distintos rincones a lo largo de todos estos años. Facundo Castro no sabía exactamente en qué punto de la platea estaban pero sí tenía la certeza de que su andar, en esa hora tan esperada, en ese instante mágico, era seguido bien de cerca por su mamá y por su papá. Pero no solamente por ellos. Sus hermanos y algunos de sus amigos también alteraron sus rutinas habituales, también recorrieron la distancia que separa a San Miguel del Monte de Victoria, para estar presentes en su debut en Primera con la camiseta celeste y blanca.

Feliz por la oportunidad que se le vino encima, molesto por la derrota ante Tigre, ilusionado por estar otra vez entre los convocados para recibir a Arsenal, el delantero que llegó al club con edad de Prenovena charló sobre las sensaciones que le dejó el estreno en la Academia.

-Uno se puede imaginar que el viernes viviste un momento muy importante. ¿Pero qué es exactamente lo que sentiste cuando te tocó debutar?
-La verdad es que estaba muy contento porque era algo que venía esperando hace mucho. Desde que arranqué acá, siempre busqué que llegara este momento. Fueron varios los años en los que fui y vine desde mi ciudad para entrenarme con mi categoría. Así que esto que me pasó es para mí haber cumplido un sueño.

-¿Hay manera de explicar lo que te pasaba por la cabeza cuando Cocca te llamó para entrar?
-Tenía mucha ansiedad. No sé si nervios pero sí mucha ansiedad. Se te viene todo junto a la cabeza y, al menos al principio, parece difícil manejarlo. Pero después, cuando entrás, ya pensás en el partido, ya te concentrás en lo que tenés que hacer y se te pasa.

-Contabas que te vino a ver tu familia. ¿Cómo fue eso?
-Sí, por suerte pudieron estar. Ni bien supe que iba a estar en el banco, les avisé para que pudieran acompañarme. Como no había visitantes, tuvieron que ir del lado de la gente de Tigre. Estuvieron mi papá, mi mamá, mis hermanos y dos amigos. Aunque no sabía en qué parte de la cancha estaban, sabía sí que estaban conmigo.

-¿Y qué te dijeron después del partido, cuando pudiste hablar con ellos?
-Mi papá por ahí no es tan demostrativo pero me felicitó. Y me di cuenta de que estaba contento. Mi mamá es al revés que él y no paraba de saludarme. Una de las mejores cosas fue que era el cumpleaños de uno de mis amigos y me había pedido de regalo el debut. Por suerte, se me dio y se lo pude dar. No me lo olvido más.

-¿Te imaginabas que te iba a tocar entrar?
-Más o menos. La ilusión siempre está. Sabía que Diego (Milito) iba a salir, como había pasado en los partidos anteriores, para cuidarle el físico. Por posición y por características, sospechaba que quizás me iba a tocar. Pero no quería ilusionarme de más porque los otros compañeros también estaban en condiciones y porque la decisión la iba a tomar el técnico según cómo fuera el partido.

-¿En el vestuario te felicitaron también?
-Sí, aunque dentro del contexto del resultado, que no fue el que queríamos. Mauro (Gerk), uno de los ayudantes del técnico, me felicitó y me dijo que había tenido un buen debut. Él jugó en la misma posición que yo y es de los que más me hablan en los entrenamientos.

-Debe ser bueno recibir esos elogios. ¿Pero vos cómo te viste en la cancha?
-Suelo ser casi siempre muy autocrítico con lo que hago. Pero la verdad es que me fui satisfecho porque debutar con esta camiseta no es poca cosa. Intenté desde las primeras pelotas jugar seguro, mostrarme como descarga y buscar espacios en el fondo de ellos. Obviamente que haber perdido te pone triste más allá de lo que me pasó.

-Ya se viene Arsenal y tuvieron pocos días para reponerse de la derrota. ¿Cómo se preparan para el partido de mañana?
-Tuvimos varias charlas y trabajamos mucho para mejorar en estos días. Para nosotros es muy importante poder recuperarnos ahora, justo antes del clásico. Y para eso tenemos que ganar. Creo que va a ser un partido parecido al de Tigre porque vamos a tener un rival que sabe defenderse y que aprovecha muy bien las pelotas paradas.

-Como vos dijiste, no es poco haber llegado a Primera. ¿Cuál es el próximo sueño al que le apuntás?
-Después del debut, lo que quiero es seguir entrenándome con Primera y poder afianzarme con los mejores. Volver a jugar sería bárbaro. Pero trato de estar tranquilo y de ir de a poco porque creo que es lo que más me conviene. Si me desespero, me va a jugar en contra. Por supuesto, como todos los delanteros, vivo de convertir y siempre sueño con el momento en el que me toque hacer un gol.

Fuente: www.racingclub.com.ar

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

 

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



COPA DIEGO MARADONA

Fecha 5

Racing 3
VS
1 Newell´s

COPA DIEGO MARADONA

Fecha 4

Central Córdoba 2
VS
2 Racing

COPA DIEGO MARADONA

Zona Complementación Fecha 3

Racing 6
VS
1 Godoy Cruz

COPA LIBERTADORES

Cuartos

Boca 2
VS
0 Racing

COPA DIEGO MARADONA

Zona Complementación B - Fecha 2

Estudiantes 1
VS
1 Racing