El primer grande
http://www.elprimergrande.com/why-judge-people/


¡El piojo canta 45!

Claudio López cumple años y El Primer Grande repasa su carrera. No te pierdas el gran repaso por cada club donde pasó y los números con la camiseta de Racing.

Un día como hoy, pero en 1974, nació Claudio Javier López en Río Tercero, provincia de Córdoba. Allí dio sus primeros pasos en el mundo del deporte, pero no fue con la pelota en los pies, sino en las manos. De chico “El Piojo” jugó al básquet, se desempeñaba como base. El sueño de ser basquetbolista duró poco, Claudio dejó la pelota naranja y se dedicó a la número cinco. Se inició futbolísticamente en el Club Deportivo Independiente de Río Tercero en 1988, un año más tarde ya había obtenido su primer logro al ser Campeón Nacional Infantil. Tuvo un breve paso por el Club Atlético Huracán del barrio cordobés La France y regresó a Independiente en 1990.

Su carrera continuó en las divisiones inferiores de Estudiantes de La Plata, a donde fue llevado por un empresario que compró su pase. Tras un tiempo en el “Pincha” decidió volver a su ciudad natal y jugó para Club Atlético Universitario en 1992. Ese mismo año llegó a la Academia, donde debutó en Primer División el 20 de septiembre de 1992, en la derrota de Racing frente a Deportivo Español por la séptima fecha del Torneo Apertura. López ingresó a los catorce minutos del complemento en lugar del paraguayo Carlos Luis Torres. Fue partícipe de siete encuentros en aquel certamen y también jugó por la Supercopa Sudamericana 1992, en la cual Racing fue finalista.

El veloz delantero zurdo no logró convertir en sus primeros partidos oficiales, su bautismo de gol con la celeste y blanca llegó recién en uno de los partidos de la pretemporada, nada más y nada menos que contra el clásico rival, en 1993. Sin embargo su debut goleador oficial se hizo esperar, se terminaba el Torneo Clausura y el Piojo no había podido meter un gol pese a haber jugado en doce oportunidades, pero en la última fecha del campeonato llegó el tan ansiado tanto, fue el 12 de junio de 1993 en la goleada 4 a 0 de la Academia a Talleres de Córdoba en el Cilindro.

Los goles que no llegaban en el torneo aparecieron todos juntos en la Copa Centenario de 1993, el Piojo terminó como goleador del certamen con cinco conquistas, una de penal en el debut de Racing en la copa frente a Independiente, tres contra Vélez, y una contra River. La Academia no pudo quedarse con el título pero Claudio sumó su primer logro individual.

Formó una dupla de ataque muy interesante con Juan Ramón Fleita, con el Lagarto eran conocidos como “Los Ligeritos”. Si bien el Piojo no la metía tanto, su aporte ofensivo era impresionante, desbordaba con gran velocidad y asistía a sus compañeros, en especial a Fleita. Tenía una gran habilidad para desmarcarse y era encarador, su velocidad hacía que los defensores casi siempre lo corran de atrás. A pesar de ser muy querido por los hinchas, más de una vez recibió algunos insultos, la podía clavar en el ángulo o colgarla en la tribuna.

Tras una temporada irregular, el Piojo la rompió en la 1995-96, habían llegado varios delanteros al plantel y parecía que no tendría lugar, sin embargo tuvo la oportunidad y no la desaprovechó, se ganó la titularidad de forma indiscutida. No faltó a ninguno de los diecinueve partidos del campeonato y metió nueve tantos, su mejor marca hasta ese momento. Con el aporte goleador de López, la Academia logró el subcampeonato, algo que el club no conseguía desde el Metropolitano 1972. El rendimiento del Piojo en el Clausura 1996 no cayó, se mantuvo como una de las figuras del equipo y a fuerza de goles y asistencias logró ser parte de la Selección Argentina que ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos y también llamó la atención de uno de los grandes del fútbol español, el Valencia.

Con todo arreglado para irse a España, Claudio suplicó a los directivos que lo dejaran jugar por la decimoséptima fecha contra Boca en el Cilindro, para así poder despedirse de la gente. El partido fue el 7 de agosto de 1996, la Academia ganó 1 a 0, Nacho González le atajó un penal a Maradona sobre el final, el Xeneize se quedó sin chances de ser campeón, y el Piojo metió un gol con una gran definición ante un arquerazo como Navarro Montoya. ¡Despedida redonda! Al finalizar el partido se fue a cantar y festejar arriba del travesaño, mientras toda la hinchada lo aplaudía y ovacionaba.

Se cerró el primer ciclo de López en Racing, jugó 128 partidos entre 1992 y 1996, en los cuales anotó 31 goles.

Luego del encuentro frente a Boca, a las corridas se fue al aeropuerto y voló a España. El Valencia compró su pase por tres millones de euros. El Piojo llegó para ser el remplazo del brasilero Romario, pero éste perdió terreno tras un cruce con el entrenador Luis Aragonés y se abrió una puerta para el argentino.

Su debut oficial con la camiseta del equipo Ché fue el 7 de septiembre de 1996, segunda fecha de La Liga, derrota por la mínima como local frente a Real Sociedad. El primer gol lo hizo en la Copa de la UEFA, fue el segundo de la goleada 3 a 0 contra el Bayern Munich alemán. En la liga española lo consiguió recién en la octava jornada, en el triunfo 3 a 1 sobre el Atlético Madrid, fue un golazo tremendo desde aproximadamente cincuenta metros.

Pese a haber marcado en un par de oportunidades, no fue sencilla la primera temporada del Piojo en España. Estuvo a punto de dejar el club valenciano cuando Valdano era técnico pero fue favorecido por el cambio de entrenador, llegó el italiano Claudio Ranieri que propuso el juego de contragolpe y el ex Racing se destacó gracias a su juego explosivo. Con la apuesta del italiano por López, el Valencia levantó y mejoró su posición en la tabla. El Piojo terminó con doce tantos aquel campeonato, incluidos dos al Barcelona en una victoria 4 a 3 como visitante tras ir tres goles abajo en el marcador.

El delantero de la Selección Argentina tenía cada vez más protagonismo en el Valencia y su entrega era reconocida por los hinchas. Su mejor temporada fue la de 1998-99, hizo veintiún goles en la liga y terminó segundo en la tabla de goleadores detrás de Raúl. El equipo dirigido por Ranieri ganó la Copa Intertoto de la UEFA y la Copa del Rey, ésta última al vencer al Atlético Madrid en Sevilla por 3 a 0, con dos goles del Piojo y uno de Mendieta. El club no ganaba la copa desde la temporada 1978-79, cuando la conquistó gracias a dos goles de otro argentino, Mario Kémpes.

Claudio ya era una de las figuras del equipo y pese a la llegada de Héctor Cúper como nuevo entrenador, su puesto en el once titular no corría peligro. Inició la temporada 1999-00 de la mejor manera, con la obtención de la Supercopa de España frente al Barcelona. El aporte del Piojo en la liga fue menor con respecto a la temporada pasada, hizo once goles. Sin embargo, el cordobés fue clave en la participación histórica del Valencia en la Champions League, fue el máximo goleador del equipo con cinco. El conjunto español llegó a la final del torneo por primera vez en su historia.

El 19 de mayo de 2000 jugó su último partido en el equipo Ché, fue por la liga frente al Zaragoza, el Piojo anotó el segundo para que su equipo gane 2 a 1. Al igual que en 1996 cuando se fue de Racing, se despidió con la ovación de todo un estadio. Fueron cuatro temporadas en el Valencia, 180 partidos y 72 goles, doce de ellos fueron al Barcelona, en quince enfrentamientos.

El próximo destino en la carrera del delantero fue Roma. Llegó a la capital italiana para jugar en el conjunto celeste, la Lazio. El club italiano pagó 35 millones de euros para juntar a López con sus compatriotas Crespo, Simeone, Sensini y Verón. Debutó con gol el 8 de septiembre de 2000 frente al Inter, hizo un doblete y su equipo ganó 4 a 3 y levantó la Supercopa de Italia. El siguiente título lo obtuvo cuatro años más tarde, fue la Copa Italia en 2004. Su estadía en Italia fue de cuatro temporadas, en el medio hubo lesiones y no pudo tener el protagonismo que tuvo en Valencia, jugó 143 partidos y metió 38 goles para la Lazio.

Tras la experiencia en el fútbol europeo, el zurdo se marchó al fútbol mexicano, más precisamente al Club América. En su segundo torneo en el club, el Clausura 2005, marcó catorce goles, los cuales fueron fundamentales para que el América gane su décimo título de liga, el Piojo se despachó con un doblete en la final del campeonato contra los Tecos de la UAG. Ese mismo año ganó la Copa de Campeones de México frente a los Pumas de la UNAM. Al año siguiente el América ganó la Copa de Campeones de la CONCACAF y de esa forma consiguió un lugar en el Mundial de clubes, torneo en el cual el conjunto mexicano finalizó cuarto.

Fueron dos temporadas y media del cordobés en México, jugó 103 partidos y marcó veintinueve goles con la camiseta amarilla de las Águilas.A pesar de tener ofertas del fútbol francés y español, Claudio López decidió volver a su primer gran amor, Racing Club. El Piojo volvió a Avellaneda tras once años, fue a modo de préstamo por un año.

Su segundo ciclo no tuvo el esplendor del que había tenido cunado comenzó su carrera, tampoco ayudó mucho el equipo, que realizó una campaña bastante mala. En total fueron 34 partidos y diez gritos de gol, lo cual lleva a un total de 162 encuentros y 41 conquistas con la celeste y blanca.

En diciembre de 2007 el delantero decidió no extender su vínculo con Racing, Claudio justificó su decisión alegando que el club tenía una gran deuda con él. A raíz de esto, el jugador no pudo cerrar su carrera en la entidad de Avellaneda, y se fue a pasar sus últimos años como futbolista en Estados Unidos.

En 2008 fichó por dos años con el Kansas City Wizards, club estadounidense para la cual anotó quince goles en 64 presentaciones. Tras cumplir su contrato se marchó a los Colorado Rapids, donde logró salir campeón de la Major League Soccer a pesar de no poder convertir ni un solo gol en trece juegos. Con el título bajo el brazo, el Piojo decidió culminar su carrera luego de dieciocho años.

Esa exitosa carrera tuvo momentos con altísimos rendimientos, los cuales lo llevaron a defender la camiseta de la Selección Argentina en muchas oportunidades. Su primera citación para la mayor fue en 1995, cuando jugaba en Racing. Lo llamó Daniel Passarella para jugar una serie de amistosos. Debutó para Argentina el 13 de mayo de ese año frente a Sudáfrica, fue empate en uno y disputó dieciocho minutos, ingresó por Sorín. Fue titular por primera vez el 31 de mayo en la victoria 1 a 0 contra Perú en su provincia natal, Córdoba. En enero de 1996 anotó su primer tanto, fue en un amistoso frente a Paraguay con triunfo argentino por 1 a 0.

Fue una de las figuras del Preolímpico Sub-23 de Mar del Plata, con el cual la selección consiguió el lugar en los Juegos Olímpicos. Hizo cuatro goles en siete partidos, jugó todos de titular menos uno. En los juegos de Atlanta 1996 Argentina terminó en el segundo lugar, el delantero de la Academia jugó todos los partidos y metió dos goles, uno a España en cuartos de final y puso el 1 a 0 en la final, encuentro que terminó con derrota 3 a 2.

El Piojo ya era parte de la selección mayor que disputaba las Eliminatorias para Francia 1998. Para ese entonces desplegaba su fútbol en el fútbol español. Anotó dos goles a lo largo del certamen clasificatorio, pero uno de ellos fue decisivo, fue a Chile de visitante, marcó el segundo de Argentina, que ganó 2 a 1 y de esa forma selló su clasificación para el mundial.

En la previa de la Copa del Mundo, Argentina se enfrentó a Brasil en el Maracaná en un amistoso. El equipo de Passarella ganó 1 a 0 con gol del Piojo a pocos minutos del final, y de esa forma obtuvo una victoria en ese estadio tras 41 años. En los demás amistosos previos tuvo grandes actuaciones y se ganó la consideración del técnico de cara al mundial.

El mundial no lo encontró encendido, solo logró anotar en el empate transitorio contra Holanda en los cuartos de final. Finalmente Argentina cayó por 2 a 1 y quedó eliminada. Hubo cambio de entrenador pero el delantero ex Racing estaba en los planes de Marcelo Bielsa, quien lo mantuvo durante su ciclo y lo llevó al mundial de Corea y Japón en 2002. En 2003 jugó sus últimos partidos, en total el veloz delantero vistió la celeste y blanca en 55 partidos y convirtió diez goles.

Mirá el Top 10 de goles que armó El Primer Grande: 

Un delantero ligero, atrevido, encarador, ha hecho golazos y ha errado muchísimos de forma increíble, se cansó de desbordar por la banda izquierda durante toda su carrera, a veces hasta se le terminaba la cancha antes de tirar el centro o patear, otras asistía con gran categoría. Con el correr de los años fue mejorando en la definición y aumentó su cuota goleadora. Es recordado con mucho cariño por todos los clubes en donde jugó, en especial en Valencia y Racing. Hoy el Piojo cumple 44 años ¿usará su famoso inflador para apagar las velitas?

Por: Fernando «Chicho» Ferreira

 

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 10

Arsenal 2
VS
1 Racing

Domingo 18 de Abril - 13:30hs

COPA ARGENTINA

16avos de Final

Racing 2
VS
2 San Martín SJ

COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 9

Racing 1
VS
0 Independiente

COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 8

Racing 2
VS
4 Godoy Cruz

COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 7

River 0
VS
0 Racing