El primer grande


Efemérides académicas del 10 de julio

En las efemérides de hoy, nacimiento de Francisco Olazar y fallecimiento de Marcos Croce, dos históricos jugadores de la Academia.

El 10 de julio de 1978, Francisco Croce Mujica. Primer arquero que se consagró como ídolo en Racing. Surgió del ya desaparecido club Alumni, en el cual hizo su debut en Primera División a los dieciséis años. Tuvo un paso por Estudiantes de Buenos Aires y recaló en la “Academia” en 1917. Llegó a un club acostumbrado a festejar, Racing era tetracampeón del fútbol argentino. Atajaba sin guantes, la única protección que utilizaba eran unas rodilleras, pero aun así sus manos se encargaban de bloquear la mayoría de las pelotas que se acercaban al arco académico. Era apodado “Bigotito”, defendió los tres palos en la conquista del Campeonato de 1917, 1918 y 1919, los últimos tres del heptacampeonato. En 1920 la racha de la “Academia” se cortó, fue subcampeón de River Plate, pero un año más tarde volvió a coronarse y repitió por quinta y última vez en 1925. Además levantó cinco copas: a nivel local la Copa de Honor Municipalidad de Buenos Aires de 1917 y la Copa Dr. Carlos Ibarguren en 1917 y 1918; y en el plano internacional la Copa Dr. Ricardo Aldao de 1917 y de 1918. Logró diez títulos en el club. Como no le alcanzaba con destacarse al evitar los goles también quiso hacerlos, fue el primer arquero de Racing en marcar un gol en el primer equipo, lo hizo de penal contra Huracán en un amistoso jugado en 1919, y dos años más tarde también fue el primero en hacerlo en un partido oficial de Primera División, convirtió de penal frente a Estudiantes de Buenos Aires. El gran Marcos además tiene un record que tras casi cien años de historia del fútbol argentino no pudo ser superado, entre el 12 de diciembre de 1920 y el 15 de mayo de 1921 logró mantener su valla invicta durante 1077 minutos, fueron once partidos y 67 minutos. Con la Selección Argentina disputó cuatro partidos entre 1916 y 1924. En mayo de 1926 jugó por última vez para Racing, fueron en total 207 partidos oficiales. El arquero nacido el 6 de mayo de 1894 se marchó lleno de gloria y terminó su carrera en Sportivo Palermo en 1931. Croce siguió ligado a Racing tras el retiro, en 1933 presidió la subcomisión de fútbol y en 1939 fue elegido como vocal suplente. Falleció un día como hoy en 1978, pero Marcos será recordado como uno de los mejores arqueros racinguistas y del mejores del amateurismo argentino.

Hace 122 años nacía Francisco Olazar. Ganó diecinueve títulos en Racing en la era amateur. Considerado uno de los grandes número cinco de la historia.

El 10 de julio de 1895 nació Francisco Olazar en la localidad de Quilmes, provincia de Buenos Aires. “Pancho” llegó a la Academia en 1908, tras haberse iniciado en Mariano Moreno, un pequeño club de Avellaneda. Ingresó en la Cuarta División de Racing, pero dos años más tarde ya estaba desplegando su calidad con la Primera. Debutó en 1910 y en un par de años ya se había ganado la titularidad de manera indiscutida.

Jugaba de mediocampista, era un clásico número cinco muy completo, tenía un buen porte y fortaleza para luchar con el rival y quitarle la pelota, poseedor de una gran visión de juego, distribuía con mucha elegancia y además aportaba en ataque gracias a sus potentes remates desde media y larga distancia, y a su capacidad para cabecear.Hay quienes dicen que fue el mejor volante central del fútbol argentino.

“Tute”, como también era apodado, fue una pieza fundamental del equipo que obtuvo el heptacampeonato. En 1913, en el primero de los torneos conseguidos de manera consecutiva, fue muy importante e incluso llegó a ser capitán en algunos encuentros. En total en aquella temporada disputó 35 partidos entre liga y copas y marcó un gol, fue el primero en la victoria frente a Riachuelo por la decimosegunda fecha del Campeonato de Primera División.

Era un jugador que contagiaba a todo el equipo, desde el centro de la cancha empujaba a sus compañeros hacia adelante, pese a estar en un puesto con responsabilidad defensiva, él cumplía un rol importante en la ofensiva del Racing de aquellos años, tenía un gran criterio a la hora de distribuir. Sus características, la voz de mando y el respeto que imponía, hicieron que tomara la capitanía del equipo a lo largo de casi todo el glorioso período del amateurismo en que Racing ganaba la mayoría de lo que jugaba.

Pancho era admirado por los hinchas racinguistas pero también por los de otros equipos, pese a que toda su carrera defendió los colores de Racing. Lo hizo hasta 1923 y dijo basta tras haber ganado la extraordinaria cifra de diecinueve títulos. Ganó ocho ligas, (1913, 1914, 1915, 1916, 1917, 1918, 1919 y 1921), en cuatro oportunidades la Copa de Honor Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires (1912, 1913, 1915 y 1917), cuatro veces la Copa Dr. Carlos Ibarguren (1913, 1914, 1916 y 1917), dos veces la rioplatense Copa Dr. Ricardo Aldao (1917 y 1918) y una vez la Copa de Honor Cousenier (1913). Impresionante.
A pesar de no jugar en un puesto de la delantera, Francisco marcó 37 goles con la camiseta de la Academia, la mayoría de ellos con remates de media distancia o de cabeza, solía ir a buscar los centros cuando había un córner.

Claramente un jugador de la calidad de Olazar es convocado para jugar con su selección, Pancho se puso la camiseta de Argentina en diecisiete partidos entre 1916 y 1919. Once de los encuentros fueron contra Uruguay. Tute logró hacer un gol y fue capitán en cinco oportunidades. Fue convocado para disputar la Copa América de 1916 y 1917.

Desde su última etapa como futbolista se lo veía a Francisco muy involucrado con el club, en 1922 fue designado vocal suplente en Racing Club, y dos años más tarde pasó a ocupar el cargo de forma titular. Repitió en 1926 y 1927, pero no fue la única función que tuvo como dirigente, además fue tesorero honorario en 1928.

Tras el retiro no solo cumplió el rol de dirigente, también fue entrenador. Dirigió, en dupla con Juan José Tramutola, a la Selección Argentina que se consagró en el Campeonato Sudamericano de 1929, y la que obtuvo el segundo puesto en la primera Copa Mundial de Fútbol, en 1930 en Uruguay. Fueron once partidos al frente del conjunto argentino, con siete victorias, dos empates y dos derrotas.
Este hombre de fútbol falleció el 17 de septiembre de 1958 en Lomas de Zamora, sin embargo todo lo que realizó quedó grabado en la historia del fútbol argentino. Defendió, atacó, metió goles, fue capitán, fue internacional, fue heptacampeón, fue de Racing Club de Avellaneda.

Por Fernando “Chicho” Ferreira

 

Racing Club – El Primer Grande

www.elprimergrande.com

 

COMENTARIOS



Fecha 6

Superliga

Racing 1
VS
0 Unión

Fecha 5

Superliga

Lanús 0
VS
1 Racing

Fecha 4

Superliga

Racing 2
VS
0 Rosario Central

Fecha 3

Superliga

Patronato 0
VS
3 Racing

Fecha 2

Superliga

Racing 2
VS
0 Vélez