El primer grande


Cocca: “¿Una estatua? Sería una locura”

Ante el histórico momento de Racing, el DT elige la mesura: “Hasta ahora sólo logramos ser punteros”.

Cocca sueña con ser campeón en su primer semestre a cargo del plantel (foto: Jorge Sánchez).

La calle es empedrada como el pasaje Corbatta, pero está en Vicente López, pegadita a la estación de Florida. Los niños le sacan jugo al feriado en la plazoleta lindera, muy cerca de una reja no apta para vándalos. Detrás de ella, asoma esculpido un bombero, tributo a la Cruz Roja. Pero no le hablen de monumentos a Diego Cocca. Ni en sueños se imagina el bronce, como Reinaldo Merlo, más allá de que está a un paso de ser campeón. «¿Una estatua? Sería una locura. No lo comparto. Mostaza se habrá sentido en el compromiso de aceptarla, pero el mayor agradecimiento es el reconocimiento que tiene la gente por el equipo. Si después te va mal, ¿qué van a hacer? ¿La van a romper? Ojalá le pueda dejar algo a los hinchas de Racing», dice en la charla exclusiva con Clarín, durante el anochecer de la Zona Norte.

-Pero, ¿sos consciente de lo que estás logrando? Racing tiene grandes chances de ganar el campeonato y eso no pasa muy a menudo en el fútbol argentino.

-No soy consciente y eso, en parte, es muy bueno. Me gusta pensar en el día a día, en planificar el trabajo, en que tenemos que jugar contra Rosario Central, que es un partido muy importante.

-Está bien, Diego. Pero el hincha está ansioso. ¿Cómo hacés para manejar esa presión?

-Entiendo a la gente y esa ansiedad que tiene. Pero esto es partido a partido. Hoy peleamos el torneo y en una semana podemos estar afuera de todo. Así que hay que concentrarse y estar frío. Y aceptar el nerviosismo. Si no lo sabés manejar, entrás a la cancha y le pegás una patada en el pecho al primero que se te cruza. Y el domingo, con River, el equipo demostró que tiene personalidad para saber llevar este momento del campeonato.

-Ahora, ¿vos podés asegurar que Racing va a ser campeón?

-Yo no puedo afirmar nada. Tengo confianza en mis jugadores, pero lo tenemos que confirmar domingo a domingo. Y hasta ahora, lo único que hemos logrado es ser punteros del campeonato.

-¿Pero no palpás un título? En el manual de Cocca, ¿cómo se arma un equipo campeón?

-Tratamos de hacer hincapié en armar un grupo que sea protagonista. El grupo nos tiene que salvar, no podemos depender de un solo jugador. Eso se ve en Racing. Y también se vio en Defensa. Allá yo no podía buscar una figura, dejaban todos la vida en cada pelota.

-Bueno, pero acá tenés una figura, que es Diego Milito, nada menos. Y él es un jugador que marca la diferencia.

-Milito es muy importante. Fue el primer jugador con el que hablé antes de asumir. Se comprometió a venir a Racing y, a partir de su llegada, se hizo más fácil traer al resto de los jugadores. Su presencia me dio credibilidad.

-¿Y cuántos hinchas ya te pidieron perdón por haber cuestionado la llegada de Gustavo Bou a través de tu representante? Porque pocos creían en sus pergaminos.

-Es que, a excepción de Milito, ninguno de los refuerzos que llegaron tenía pergaminos. No incorporamos jugadores de River y Boca ni campeones, eh. Trajimos gente con hambre de gloria.

-En ese sentido, ¿buscaste jugadores para reforzar tu idea de juego o te fuiste adaptando a sus características?

-En principio, busqué jugadores que se amoldaran a mi idea. Pero a medida que los vas conociendo, podés cambiar el sistema, la manera de atacar, de tener la pelota … Yo dejo que el jugador se exprese. La pelota parada es un ejemplo. Ellos no se sentían cómodos con la marca hombre a hombre, lo charlamos y ahora, en los tiros libres y córners, lo hacemos en zona. Sin dejar de lado mis principios, me adapto. Pero no admito pelotazos. Quiero un equipo ordenado, que juegue por abajo, que sea agresivo.

-En esa búsqueda, ¿tuviste que resignar juego? Porque en Defensa y Justicia la apuesta era distinta.

-Hay que entender el contexto, ¿no? En Defensa salíamos jugando todos los tiros (sic). En Godoy Cruz, también. Pero en Racing te equivocás y la gente no te aguanta. Y la verdad, estábamos cansados de jugar bien y perder. Con Rafaela tuvimos 16 situaciones de gol y perdimos. Y nosotros jugamos para ganar. Así es el fútbol argentino. Es tanta la presión que termina un partido y te tienen que juntar en cucharita. Te duele desde la cabeza hasta las uñas de los pies. Pero, ojo, Racing no juega mal. Tal vez no somos tan vistosos, pero nos hicieron un gol en los últimas siete fechas y ganamos once partidos del campeonato. Eso no se consigue jugando mal.

-Decís que no soñás con una estatua, pero si ganás el campeonato vas a estar en la línea de Merlo y Pizzuti. ¿Creés que recién en ese momento el hincha se va a soltar y por fin vas a escuchar «que de la mano, de Diego Cocca, todos la vuelta vamos a dar»?

-Hace cuatro meses que estoy en Racing. No es nada. Y faltan dos partidos para el final del torneo. A mí la gente me demostró su reconocimiento con el aplauso al equipo. Eso es lo que me reconforta.

Fuente: www.clarin.com

Racing Club. El Primer Grande.
www.elprimergrande.com

EL PRIMER GRANDE TV

COMENTARIOS



COPA LIBERTADORES

Ganó Racing 5-3 por PENALES

Flamengo 1
VS
1 Racing

Copa de la Liga

Fecha 5

Racing 1
VS
0 Unión

COPA LIBERTADORES

Octavos Ida

Racing 1
VS
1 Flamengo

Copa de la Liga

Fecha 4

Atlético Tucumán 2
VS
0 Racing

Copa de la Liga

Fecha 4

Racing 0
VS
2 Arsenal