El primer grande
Recall Election Travesty


El Chanchi festeja los cuarenta

Hace cuarenta años nació Carlos Maximiliano Estévez, goleador de Racing Campeón del Apertura 2001.

Maxi Estévez gritando uno de los tantos goles que hizo con la camiseta de Racing.
Maxi Estévez gritando uno de los tantos goles que hizo con la camiseta de Racing.

El 2 de junio de 1977, en Buenos Aires, nació Carlos Maximiliano Estévez. Sus primeros pasos en el mundo del fútbol fueron con la camiseta de Sacachispas, pero rápidamente se fue a Avellaneda para realizar la mayoría de las divisiones inferiores en Racing Club. Aún sin haber jugado en primera, El Chanchi tuvo algunas convocatorias a las selecciones juveniles Sub-17 y Sub-20. Con veinte años, bajo las órdenes del entrenador Ángel Cappa, hizo su debut en la máxima categoría el 17 de febrero de 1998, fue en una derrota de la Academia frente a Vélez en Liniers por la primera fecha del Clausura 1998. En total convirtió tres goles en su primer campeonato como profesional.

Era un delantero muy rápido, con buen control de pelota y gran habilidad para desmarcarse. Sus 164 centímetros y su agilidad hacían que fuera escurridizo para los defensores. Podía jugar como delantero en el área o por las bandas, donde podía explotar su velocidad. En lo que restó de 1998 no logró anotar a nivel local en el Torneo Apertura, pero marcó dos goles por la Copa Mercosur. Al año siguiente volvió a hacer un gol por el mismo certamen internacional y comenzó a facturar a nivel doméstico, ocho goles en el año, cuatro en cada torneo.

Estévez en sus primeros años en Racing

Estévez en sus primeros años en Racing

El Chanchi era un jugador complicado para los contrincantes, pícaro, provocador, más de una vez ha conseguido alterar a sus rivales y generó que fueran amonestados o expulsados. Claro, también varias veces el que vio la tarjeta roja fue el delantero académico, quien se enojaba con mucha facilidad y solía hablar bastante dentro del campo de juego.

En el Clausura 2000 su cuota goleadora aumentó, llegó a seis goles en el certamen, tres de ellos en una goleada 6 a 0 a Unión de Santa Fe en lo que fue su primer triplete. Por sus buenas actuaciones y la necesidad de Racing de hacer plata, el delantero se marchó a España. Estuvo seis meses en el Real Racing Club de Santander, disputó catorce partidos y no pudo gritar goles. No logró una rápida adaptación al fútbol español y el equipo no tenía tiempo para llevarlo de a poco, estaba en la lucha por mantener la categoría y necesitaba sumar con urgencia. Ante tal situación, el argentino tomó la decisión de regresar al club que lo formó.

Regresó y tuvo su el mejor año de su carrera, metió seis goles en el Clausura, y con siete fue el goleador del equipo que ganó el Apertura y gritó campeón tras 35 años de sequía. El primero de esa campaña llegó en la octava fecha contra San Lorenzo con una notable definición, se la picó a Sebastián Saja y entró pegada al palo, golazo. También le convirtió a Unión, Estudiantes por duplicado, Gimnasia (LP), Chacarita y Boca. El Chanchi jugó diecisiete partidos ese torneo y fue una de las figuras del equipo de Merlo, compartió delantera con Rafael Maceratesi y Diego Milito.

Estévez con pelota dominada frente a Chacarita en el Apertura 2001

Estévez con pelota dominada frente a Chacarita en el Apertura 2001

En el 2002 aportó ocho goles en torneos locales, y un valioso tanto por la Copa Sudamericana frente a River,  que terminó significando la clasificación de Racing a la siguiente fase. Gracias a la conquista del Apertura 2001, la Academia jugó la Copa Libertadores 2003, el Chanchi fue parte del equipo pero no logró convertir ni una vez. Aquel año solamente pudo gritar dos goles en los campeonatos de primera división, y al finalizar el Apertura 2003 se fue a jugar al Club Zacatepec de México luego de varios problemas con la dirigencia, especialmente con el gerenciador Fernando Marín.

Pasó por Olimpo de Bahía Blanca, el fútbol portugués, venezolano, chileno y en 2007 pegó la vuelta para Avellaneda otra vez. Junto a él volvieron al club José Chatruc, Adrián Bastía y Gustavo Campagnuolo, cuatro campeones para reforzar el equipo que dirigía técnicamente Gustavo Costas. Estévez no estaba en su mejor forma física y no tuvo mucha participación en su tercer ciclo en Racing. Tras la salida de Costas, Miguel Micó fue el elegido como nuevo entrenador. Maxi y Miguel tuvieron diferencias y a partir de una fuerte discusión el técnico decidió separar del plantel al delantero, quien además sufrió una multa económica de parte de la dirigencia.

Cuando Micó abandonó el banco y tomó su lugar Juan Manuel Llop, el Chanchi volvió a entrar en consideración pese a que nunca tuvo un lugar asegurado entre los titulares. Participó unos minutos en el partido frente a Belgrano por la promoción, encuentro que significó la permanencia en primera para Racing, el fin de temporada y fin de contrato para Estévez. El club no le renovó y se marchó a Cerro Porteño de Paraguay, donde se encontraba el ex técnico racinguista, Osvaldo Ardiles.

El Chanchi en el partido de la promoción contra Belgrano.

El Chanchi en el partido de la promoción contra Belgrano.

En 2010 tuvo un breve paso por el Gela Calcio italiano y luego jugó en el ascenso argentino. Vistió las camisetas de Almirante Brown, Deportivo Merlo, Sacachispas y Chacarita. En 2014 rescindió contrato con el Funebrero y manifestó sus intensiones de volver a la Academia: «Apoyé a Blanco en las elecciones y sabe de mi interés por retirarme en el club. Me siento entero», «Me crié en Racing. Quiero volver a mi casa y participar, si el DT lo dispone», «El día que no me sienta útil en la cancha, me quedo en mi casa». El Chanchi no pretendía titularidad ni muchos minutos de juego, comprendía su presente y el del club, pero quería retirarse con los colores que supo brillar, sin embargo, no obtuvo del club la respuesta que deseaba y terminó su carrera jugando un puñado de partidos para Estudiantes de San Luis.

Maximiliano Estévez hizo muy pocos goles con otras camisetas, su lugar en el mundo fue Racing. En la Academia anotó 45 en 188 partidos jugados entre sus tres etapas y alcanzó la gloria en 2001 siendo una pieza fundamental del equipo, gracias a sus goles, los hinchas académicos pudieron dar el grito de campeón  que estaba atragantado hacía 35 años, y por eso, el Chanchi será siempre recordado por Avellaneda. ¡Felices 40, Campeón!

Por: Fernando «Chicho» Ferreira

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



COPA SUDAMERICANA

Fecha 5

Racing 1
VS
0 Melgar

COPA LIGA PROFESIONAL

SEMIFINAL RACING CAYÓ 6-5 POR PENALES

Racing 0
VS
0 Boca

COPA LIGA PROFESIONAL

Cuartos de Final

Racing 5
VS
0 Aldosivi

COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 14

San Lorenzo 1
VS
1 Racing

COPA SUDAMERICANA

Fecha 4

Cuiabá 1
VS
2 Racing