El primer grande
http://www.elprimergrande.com/a-good-narrator-affects-the-reader/


El campeón del mundo que vino a jugar a Racing

A 58 años del fallecimiento de Enrique Guaita, campeón del mundo con Italia en 1934. Volvió al país escapando del servicio militar italiano y se puso la celeste y blanca.

Imágenes inéditas de Enrique Guaita.
Imágenes inéditas de Enrique Guaita.

Enrique Guaita nació en Entre Ríos el 15 de julio de 1910. Viajó a La Plata para estudiar medicina, pero al poco tiempo abandonó y siguió sus sueños de ser futbolista. Debutó en Estudiantes en 1929. Formó parte de una delantera muy recordada porlos «Pinchas», la de “Los Profesores”, integrada por Alejandro Scopelli, Miguel Ángel Lauri, Alberto Zozaya y Manuel Ferreira. Fueron subcampeones en 1930 (último del amateurismo) y terceros en 1931. El “Indio”, como era apodado, jugó en Estudiantes hasta 1933 y luego fue transferido a la Roma de Italia.
Era un delantero que podía jugar por cualquier lado del ataque, con una gambeta veloz y mucha potencia física. En el conjunto capitalino brilló desde un principio, y pese a que no logró ganar el campeonato, finalizó como goleador con 28 goles, estableciendo un record de goles en torneos italianos de dieciséis equipos. Allí se ganó un nuevo mote, “El Corsario Negro”. En su paso por el equipo romano tuvo un promedio de ¡0,965 goles por partido!

Obtuvo la ciudadanía Italiana y jugó el Mundial de 1934 con la Azurra. Fue fundamental en la gesta del equipo dirigido por VitorioPozzo. Participo de los dos encuentros contra España por los cuartos de final, en la semifinal contra Austria marcando el único gol del partido, y en la final contra Chescoslovaquia. Fue la primera copa del mundo que ganó Italia.
En 1935 había un ambiente bélico en Europa. En Italia mandaba el régimen fascista de Benito Musolini. Iniciada la guerra de Etiopía, se decidió enviar 100.000 soldados italianos a África para la reconquista. Entre las citaciones para integrar las tropas, se encontraba la de Enrique Guaita, Andrés Stagnaro y Alejandro Scopelli, tres futbolistas ítalo-argentinos que se encontraban haciendo la pretemporada en la Roma. Stagnaro había jugado en Racing previo a su paso por Italia.

Ante la citación del ejército los tres jugadores decidieron huir. Pidieron asilo en el Consulado argentino pero no se quedaron allí ni una noche, escaparon en un tren a Francia. Tiempo después, en una entrevista para el Diario La Nación, expresaron: “Con inmensa sorpresa nuestra se nos citó a examen médico a fin de comprobar nuestra aptitud para el ejército. Tuvimos una conferencia entre nosotros y decidimos partir inmediatamente. Nos faltó tiempo hasta de informar a nuestras esposas”.

Generaron una gran decepción en los “tifosi” romanos que confiaban en ellos para alzarse con la liga en la siguiente temporada. Fueron tratados de desertores despreciables por la prensa. La Federación Italiana de Fútbol les retiró los carnet de futbolistas profesionales por “indignidad” (Se sospecha que Lazio, clásico rival de Roma, intervino para debilitar a un candidato al título) y la FIFA les prohibió jugar en cualquier liga asociada. Ante esta situación, los tres jugadores decidieron volver en un barco a Buenos Aires.

Recién en febrero de 1936 la FIFA levantó la sanción y los habilitó a jugar. Enrique Guaita, junto a Alejandro Scopelli,firmó con Racing Club de Avellaneda. Guaita jugó durante 1936 y 1937, convirtió veintiocho goles en 57 partidos, una marca para nada despreciable para un jugador que venía de una larga inactividad. El “Indio” y su inseparable amigo Scopelli son recordados por una goleada frente a River en 1937. Tres goles de Alejandro y uno de Enrique para cerrar la goleada. Los dos fueron parte de la selección argentina que ganó el Campeonato Sudamericano 1937 (Copa América).

Guaita registra un gol en cuatro partidos con el seleccionado argentino, y cinco en diez partidos con la camiseta italiana. Sus únicos títulos los consiguió a nivel internacional, en clubes sólo consiguió el premio personal de ser el goleador de la liga italiana.
Tras su paso por la Academia, el “Corsario Negro” retornó en 1938 al club que lo vio nacer como futbolista. Jugó en Estudiantes hasta 1939, cuando decidió colgar los botines. Tras su retiro, se fue a vivir a Bahía Blanca y fue presidente de la Liga de Fútbol del Sur. El campeón del mundo dijo adiós un día como hoy en 1959, pero quedará en la historia para siempre por ser uno de los pocos jugadores en jugar para dos selecciones y levantar una copa con cada camiseta.

Por:  Fernando Ferreira

Racing Club – El Primer Grande
www.elprimergrande.com

COMENTARIOS



COPA SUDAMERICANA

Fecha 5

Racing 1
VS
0 Melgar

COPA LIGA PROFESIONAL

SEMIFINAL RACING CAYÓ 6-5 POR PENALES

Racing 0
VS
0 Boca

COPA LIGA PROFESIONAL

Cuartos de Final

Racing 5
VS
0 Aldosivi

COPA LIGA PROFESIONAL

Fecha 14

San Lorenzo 1
VS
1 Racing

COPA SUDAMERICANA

Fecha 4

Cuiabá 1
VS
2 Racing